Josh y Ben Safdie

Nacido en Nueva York, en 1984, Joshua Safdie es, junto a su hermano Ben, otra de las piezas fundamentales del mumblecore, gracias a su peculiar sensibilidad y a un acercamiento íntimo y autobiográfico al cine. Las vivencias pasadas y, sobre todo, el recuerdo de sus padres y de la separación que vivieron de pequeños, son algunos de los rasgos que dibujan un presente agridulce, en el que la memoria de aquellos momentos se desvanece a medida que intentamos repetirlos o conservarlos en pleno proceso de madurez. El cine de los Safdie nace de un cortocircuito en nuestro presente, en tanto que el pasado (y el miedo a perder partes de ese pasado) se agolpa y obstruye toda vía de escape, creando ese otro mundo, infantil e inocente, en el que poder mantener con vida el recuerdo de lo que fuimos, porque tal vez en aquel punto fuimos realmente felices o, por el contrario, tal vez dejándolo marchar no sepamos cómo ser felices por nuestra cuenta.

En 2001, Safdie y otros amigos aprovechan su estancia en la Universidad de Boston para crear su cooperativa cinematográfica Red Bucket Films, a través de la cual ruedan pequeñas piezas audiovisuales, fragmentos e instantes de vida eminentemente tragicómicos, que sirven como caldo de cultivo a sus posteriores incursiones en el largometraje. Es así como Josh Safdie va fogueándose hasta dirigir en 2008, en plan rodaje de guerrilla, su primer filme, The pleasure of being robbed. En él tiene su papel principal la actriz Eleonor Hendricks, integrante del colectivo de realizadores y directora de castings amateurs, que pasará a ser actriz habitual del cine de los Safdie, y el mismo Joshua, quien se reserva un papel secundario en la historia.

El éxito de su primer largometraje queda reflejado en su selección para la Quincena de realizadores de Cannes 2008, así como por unas primeras críticas que comparan su estilo y sensibilidad con el de cineastas como Michel Gondry o Spike Jonze. Sin embargo, Safdie, que puede compartir -en tanto que, como en el caso de estos dos cineastas, él también se afana en construir otro mundo, otro lugar en el que sus criaturas puedan llevar con normalidad su singular existencia- algunos puntos en común, se desmarcará en su siguiente largometraje, Go get some Rosemary, incidiendo significativamente en el peso de los recuerdos familiares y en la velocidad con la que se evaporan ante nuestra mirada, aunque nos esforcemos por retenerlos.

Junto a su hermano Ben y al actor-director Ronald Bronstein, Safdie dirige lo más cercano a una fábula del presente, tan luminosa como triste, en la que Lenny, su protagonista, como una actualización contemporánea de la Gena Rowlands de Una mujer bajo la influencia, pelea por evitar que su universo de juegos, inocencia y vida familiar junto a sus hijos colapse definitivamente, sacando a la luz su ruptura matrimonial y la dificultad que sufre para adaptarse a esa nueva realidad que ha acabado con la anterior de raíz. Con esta historia, los Safdie se llevaron el premio John Cassavetes en los Independent Spirit Awards en 2011.

A excepción de Go get some Rosemary, que fue programada por el Festival de cine de Gijón en 2009, la obra de los Safdie no había desembarcado en nuestro país. Ahora, a través de la edición en dvd, dentro de la colección Young American Filmmakers, que Cinebinario Films ha llevado a cabo con The pleasure of being robbed, tenemos una oportunidad para sumergirnos en su particular mundo.

En Détour queremos compartir y apoyar la labor divulgadora que lleva a cabo Cinebinario Films, y os animamos a que echéis un vistazo a su web, así como a sus redes sociales, en las que encontraréis al resto de cineastas que forman parte de su colección.

Cinebinario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.