número tres | pa(i)sajes: one american movie | imágenes: francisca pageo

Andrew Bujalski

Toda maduración conlleva la aceptación de estar implicado en un perpetuo work in progress que puede llegar a ocupar todo el periplo vital de una persona, pues bien podríamos considerar que el proceso de maduración se realiza en un lienzo sobre el cual dar pinceladas hasta alcanzar la combinación de colores, grosores y técnicas que más nos acerquen a un autorretrato con el que identificarnos. Los Safdie bien saben, no obstante, que existen maneras muy distintas de enfrentarse a ese inevitable cambio vital y retratan en sus películas las dos caras de la misma moneda gracias a Lenny y Leni, los respectivos protagonistas de Go get some Rosemary y The Pleasure of Being Robbed, a los que siguen la pista para retratar la negación y la aceptación, el pesimismo propio de la melancolía por el pasado y el optimismo nacido de la esperanza en el futuro y la aceptación del presente.

Con las instrucciones de vida marcadas por los Safdie, y con la misma comprensión que estos demuestran por sus protagonistas, Óscar Brox reflexiona sobre el pasado y el futuro de una generación de jóvenes (la nuestra) que aún lucha por no perderse en la formulación de su presente, de su hogar, de su identidad. Un objetivo (el de preceptuar nuestras vidas, aceptar nuestras singularidades, promulgar nuestros discursos y, en definitiva, crear nuestra propia personalidad, nuestras propias historias) que vertebra la obra de los Safdie y de sus compañeros de la generación mumblecore.

Mónica Jordan

leer en détour

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.