número tres | pa(i)sajes: kinetic art | ilustraciones: jorge

Phineas y Ferb

Más allá del recelo que la industria de masas levantara para la escuela de Frankfurt, su actividad durante la segunda mitad del siglo pasado, sobre todo en el mundo del cine, ha generado unos resultados dignos de reflexión: si, para muchos, la producción serial no era más que otro efecto anestésico para la sociedad de masas corruptora del arte con mayúsculas; el estudio de la creación de esas formas visuales ha ayudado a desvelar un detalle importante contrapuesto al discurso que proclama el empobrecimiento de la cultura: cada uno da al arte lo que puede y quiere (y debe) pedirle. Y eso es una invitación perfecta a la creatividad y a la libertad de cada sujeto de relacionarse como crea conveniente con lo que quiera que sea el arte.

En Phineas y Ferb. Bildungsroman, Ignasi Mena nos propone un análisis de esta serie de animación infantil, uno de los productos televisivos de mayor popularidad, como una de las muestras más clarividentes del estado del arte en la sociedad de masas. Una serie en la que confluye una larga lista de tradiciones literarias, audiovisuales, culturales, que se revelan aún como profundamente fructíferas y productivas.

leer en détour

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.