Escritos de juventud, de Andréi Tarkovski (Abada) Traducción de Marta Rebón, Ferrán Mateo | por Francisca Pageo

Andréi Tarkovski | Escritos de juventud

Resulta inacabable la herencia que nos ha dejado Tarkovski, ya no sólo con sus películas, que suponen el culmen de lo que el cine es y puede llegar a ser, sino también con sus escritos, lúcidos y consecuentes con una mente que ve el arte, la creación y la vida cara a cara. Tras la publicación de Esculpir en el tiempo (Rialp) y Martirologio (Ediciones Sígueme), Abada edita Escritos de juventud, una serie de textos tarkovskianos recogidos y seleccionados por José Manuel Mouriño. Textos que nos introducen en la vida y en el cine de Tarkovski de manera concisa y plena, detallando a cada paso lo que nos ha legado con su arte. Y es que hay que agradecer a Mouriño el énfasis que lleva a cabo para conseguir apreciar la mirada barthesiana, a través de ese punctum de la fotografía (que aquí podríamos trasladar al cine) al que nos remite y que es ese azar que despunta siempre a ella; o el aspecto zambraniense, en ese paso que va del sueño a la vigilia, ese instante de vacío. Motivos, ambos, que se enroscan en la creación tarkovskiana.

En su introducción, Mouriño describe los textos de Tarkovski como una profetización de su sentido de la creación y, asimismo, de su posterior trayectoria cinematográfica. Como podemos ver en la pequeña biografía que hace a los 22 años, edad en la que entra al instituto de cine, la escritura es ya en él una expresión directa de lo que su alma pide y años después desarrollará. El libro, cargado de diversos relatos que Tarkovski escribió, nos adentra en un mundo donde la psicología juega un papel principal. Siempre hace especial hincapié en el interior de cada personaje que crea, haciéndonos ver la vida de una manera detallada y algo lenta, aunque nunca pesada. Con un cierto eco a autores como Gógol, que ya en su día detallaba prolíficamente a sus personajes,  haciéndonos ver el alma rusa en la que aquí también podemos hallar.

La importancia de relatar las cosas naturalmente es vital para el autor, ya que para él naturaleza y creación siempre van y han ido de la mano, como bien hemos podido escucharle en diversas entrevistas. Es innegable cómo Tarkovski siempre ha tenido un especial interés por la invención y la innovación. Cómo su obra creaba su propia Rusia sin dejar de lado ciertas costumbres de allá; un país rico en psicologías, individuos que se reinventan cada día y nos transportan a otros mundos de una manera cotidiana y bella. A pesar de ser unos escritos tempranos, de juventud, como bien indica el libro, ya se aprecian detalles de una mirada cinéfila, cinematográfica, donde los detalles y las situaciones cobran especial atención. Todo ello se puede observar en relatos como El concentrado, Vivo con tu fotografía o La primera nevada.

El libro termina con diversos poemas costumbristas que Tarkovski también escribió. El autor, sin duda, es capaz de crear y evocar sentimientos que sólo  a través del arte podemos llegar a ver. Y es que Escritos de juventud un libro especial y único, dedicado no sólo a lo que Tarkovski nos ofrece y nos ha legado, sino también a penetrar en su alma y en los aspectos que la cultura y literatura rusa nos proponen. A sumergirnos en la obra de un artista en casi todos sus sentidos, tanto literarios como cinematográficos; que para el autor, como podemos intuir,  van siempre de la mano.

[…]

Si no quieres perderte ninguna reseña de las que publicamos, puedes suscribirte a nuestra lista de correo. Es semanal y en ella recordaremos todo lo publicado durante los últimos días.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.