James Wan | Insidious

Un videoensayo en cuatro partes para Marco Antonio Núñez

(Re)escribir sobre la escritura fílmica ya no es una novedad. Sin embargo, los que seguimos pensando que el cine es, de alguna manera, una tabla ouija, acudimos al interior de las casas encantadas en busca del contenido latente de nuestros propios deseos.

Insidious es, en su primera parte, un laberinto y una pieza de relojería precisa en la que los fantasmas se anudan con el tiempo y el deseo, poniendo de manifiesto los núcleos más perversos de nuestras sociedades. Pero para llegar a descifrar su escritura es necesario tomar aire y desgajar, descontextualizar, trocear el texto y buscarle las cosquillas.

Cada una de las cuatro partes del presente video-ensayo busca en cuatro direcciones distintas la manera en la que podemos convertir Insidious en una macabra mascarada sobre nuestros miedos y los límites de nuestras propias fuerzas.

leer en détour

Número siete
Pa(i)sajes: La belleza del mal

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.