número tres | bande à part | ilustraciones: david flórez

L'Inde fantôme | Louis Malle

Nuestra visión sobre el cine documental se ve afectada, en buena medida, por los estragos del tiempo. Cada vez que la Historia corrige su rumbo, sepultando una parte de los acontecimientos que en algún momento fueron de actualidad, la percepción de esa porción de realidad registrada adquiere un cariz diferente. Nos invita a preguntarnos qué sentido puede tener ver unos hechos, unos acontecimientos que han sido borrados con el paso del tiempo y que, en algunos casos, ni siquiera pertenecen a la cultura que nos ha engendrado. Sin embargo, existe en el documentalista o cineasta una sensibilidad viajera que dota de un valor añadido a sus imágenes. Louis Malle podría ser un buen ejemplo de esa sensibilidad. Casi cinco décadas después de su rodaje, la monumental L’Inde fantôme se erige, aún hoy, como testigo de una serie de contradicciones, transformaciones y experiencias vitales que, en suma, comunican una realidad marcada por el trasfondo de utopía sociopolítica (derivado de mayo de 1968) con una realidad intacta e iniciática, que pone a prueba las dudas internas de todo viajero.

En Cultural Shock: el viaje de (auto)descubrimiento de Malle en la India, David Flórez nos sumerge en ese mundo perdido, registrado paciente y exhaustivamente por la cámara de Malle, comentado en off, marcando brutalmente la dialéctica entre dos planos de la realidad que entrechocan continuamente. Una obra llena de dudas y contradicciones, que se propone reflejar la India tal y como era en 1968, pero cuya visión no es objetiva; una voz que nos habla desde una visión, la occidental; una ideología, la Marxista, un zeitgeist, el 68, intentando explicar el mundo que ve desde esos parámetros mentales, pero que continuamente encuentra que esas herramientas no le sirven cuando se aplican a la India, y que los hechos contradicen una y otra vez sus conclusiones. Unos problemas, políticos y estéticos, la disonancia entre ideal y realidad, entre forma y contenido, que siguen siendo los de ahora mismo.

leer en détour

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.