Philippe Bourgne

De entre los diferentes elementos que componen los contenidos de una revista, la crónica de festival puede que sea uno de los más difíciles. Por su inmediatez, a veces directamente urgencia, la crónica parece un inventario incompleto de ideas, laboratorio de sensaciones que a veces cuajan en una reflexión y, más bien a menudo, mueren en la orilla. Por la exposición pública del evento, la crónica parece obligada a batirse el cobre con otras tantas coberturas de poblaciones; pulir mejor los pensamientos, exprimir al máximo las corazonadas. Hacer, en definitiva, todo lo posible para que un género tan poco generoso con sus practicantes conceda una pizca de identidad propia al resultado final. La mezcla perfecta entre la expresión personal y la glosa de todas las actividades que comprenden un festival.

En Détour siempre nos hemos acercado a los festivales con la idea de ofrecer algo más, no solo un repaso escrupuloso de los días y las películas. Parapetados tras las posibilidades que nos ofrecían nuestro diseño y, sobre todo, las ideas de nuestros redactores. Para Faustino Sánchez, cada nueva edición del Festival de San Sebastián ha sido una oportunidad para llevar la escritura cinematográfica unos cuantos pasos más allá. Primero fue una tierna evocación de Georges Perec, más tarde una historia de fantasmas cinéfilos. En ambos casos, el deseo de construir la experiencia cinematográfica como un juego, un diálogo entre cine y diversión, en el que la lectura no estaba reñida con la alegría. Este año nos sorprende con otro desafío apasionante en el que la crónica de Donosti parece escrita por un heterónimo de Thomas Pynchon bajo la simpática ironía de Boris Vian. Un juego, un repaso exhaustivo y una escritura que, ante todo, busca hablar de cine de otra manera. Así empieza Con los cineastas no hay manera.

 

leer en détour

Número seis
Las penúltimas cosas
Ilustración: Philippe Bourgne | Imágenes: Francisca Pageo, Juan Jiménez García

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.