En la trampa, de Herta Müller (Siruela) Traducción de Isabel García Adánez | por Francisca Pageo

Herta Müller | En la trampa

Si bien hasta ahora habíamos conocido a Herta Müller por sus novelas y relatos, Siruela nos trae una edición que cubre tres pequeñas conferencias sobre tres autores: Theodor Kramer, Ruth Klüger e Inge Müller, poetas en los que la autora vuelca toda su pasión, tanto a nivel profesional, pues los analiza y los interpreta, así como personal, ya que nos habla de lo mucho que la poesía de estos llegan a su mente y corazón.

«Escribir poesía después de Auschwitz es un acto de barbarie», decía Theodor Adorno. Sin embargo, aquí, Herta Müller nos habla de la poesía como una salvación, un consuelo, un refugio, algo a lo que recurrir cuando es casi lo único que nos queda. Así, la autora nos habla de la importancia del ensayo, de la importancia de volcar la tinta al papel para salvaguardarse.

En el primer ensayo, Müller se adentra en la vida y las obras de los autores. Müller se adentra en la escritura. Se adentra en la memoria de Rumanía y Alemania. Nos habla de la memoria y de lo mucho que sufrieron los autores que nos cita. Theodor Kramer se exilió, Ruth Klüger sobrevivió al campo de concentración e Inge Müller se suicidó a mediados de los 70.  Si algo sobresale en ello, es la clara conciencia sobre la sociedad y el estado que tienen estos, así como también la enorme percepción, la sabiduría y el conocimiento que Müller logra extraer de ellos. «La escritura es un algo angustioso y sin salida, tanto como lo era el peligro de antaño. Al leer, la trampa vuelve a cerrarse. Admirar estos textos duele. Al leerlos, entra en juego el miedo. Miedo por el autor a posteriori, pero también miedo por uno mismo.», escribe la autora.

En la segunda conferencia, Ruth Klüger toma el papel protagonista. Müller nos habla de la muerte, del azar, del accidente y de la vida. Habla de la importancia de la libertad, que para Klüger es siempre lo contrario de la arbitrariedad. Para Klüger la política se torna indispensable en sus escritos, haciendo así, en una sola salida, la vida y la poesía. Klüger habla de sí misma y con ello nos arrastra hasta lo más profundo de la existencia. Con ella, la sinceridad se ve arrastrada como un río hacia el mar y se vuelve turbia frente a los hechos que le acontecieron en el campo de exterminio. Los supervivientes son personas rotas y, para ella, la bondad solo puede venir de personas intactas.

En el tercero, tenemos a Inge Müller. Tenemos la historia como suma de las biografías, como cadena de historias personales. En él, leemos poemas de Inge Müller en la sociedad nacionalsocialista y en plena ebullición bélica. Herta Müller, conforme a estos, nos hace una explícita  interpretación llevando así su pensamiento a la poética de Inge. Así, nos explica cómo la autora suicida nos habla de la muerte y cómo la perspectiva de sus poemas es similar a la de Theodor Kramer. Inge Müller, al igual que Ruth, escribe sobre lo que vivió. Escribe de un modo rígido y frío, como si la guerra la hubiera desprovisto de toda humanidad, aunque la humanidad entera y misma se nos vuelque en sus poemas.

De este modo, si contemplamos a los tres autores de los que nos habla Müller, vemos cómo las dictaduras son capaces de convertir en un arma la gran semejanza entre las personas. Se desprende el amor así como el silencio y la sensibilidad que las sociedades citadas intentaban acallar. Es irremediable no pensar en estos poetas como individuos que lucharon por no enmudecer ante los hechos que vivieron. Fueron valientes, debido a la alta sensibilidad ya no sólo poética, sino también humana, que llegaron a trasladar a su poesía.

Conclusión, no nos acallemos ante la barbarie. Escribamos. Volquémonos hacia la tinta y el papel, pues, de alguna manera, sólo así y en cierto modo, el sentimiento que tenemos en torno a la libertad se redimirá  y emancipará. Se volverá y nos volveremos libres.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.