Alexander Kluge

Desde hace unos años, la editorial argentina Caja negra ha realizado una excelente labor de rescate publicando una serie de interesantes libros sobre cine. Entre sus autores figuran Glauber Rocha, Jean-Luc Godard, Jonas Mekas o Alexander Kluge, y a continuación queremos hacer un pequeño repaso de su catálogo.

En Ningún lugar adonde ir, Jonas Mekas escribe un diario hecho de fragmentos y retazos del periplo que le condujo desde Lituania hasta Norteamérica, dejando constancia de las situaciones y condiciones que soportó, a través del cuál entrever la poética de la intimidad que caracteriza toda su obra. Godard, protagonista por partida doble, publica JLG/JLG, derivación del filme homónimo en el que insiste sobre la constelación de interrogantes abiertos por sus Histories; e Historia(s) del cine, otra derivación de su imprescindible obra, que excava con tanta tenacidad como su filme en las imágenes y los relatos, las palabras y los discursos. El cineasta brasileño Glauber Rocha es el protagonista de La revolución es una eztetyka, una selección de ensayos, manifiestos, artículos críticos y entrevistas publicados en su mayoría por primera vez en español y tomados de sus dos libros más importantes: La revolución del Cinema Novo, donde Rocha define la estética y la economía-política implicadas en este movimiento latinoamericano de vanguardia; y El siglo del cine, que documenta su labor como crítico cinematográfico y evidencia el sistema de afinidades, alianzas y confrontaciones que caracterizó su vínculo con el neorrealismo Italiano, la nouvelle vague, el cine soviético y el western norteamericano, entre otras corrientes cinematográficas. Por último, del cineasta alemán Alexander Kluge se publica su 120 historias del cine, que narran la edad temprana del celuloide,  la azarosa separación entre cine documental y de ficción, y de cómo el sol, a través de su juego de luces, fue quizá pionero del cine de autor. Narran el brío con el que las masas se apropiaron de ese cine reciente, los avatares de un nacionalsocialista en Hollywood, los proyectos truncos de Tarkovski y de Fritz Lang, y se interrogan por la posibilidad de poner en imágenes la plusvalía o el fin de la Segunda Guerra Mundial.

La sensible labor editorial de Caja negra (que tiene distribución en España) merecía una reivindicación entusiasta, y hemos querido aprovechar este pequeño espacio de recomendaciones para invitaros a echar un vistazo a su catálogo repleto de obras enriquecedoras y, en algunos casos, imprescindibles.

Caja Negra

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.