«Uno jamás se desembaraza totalmente de la violencia: es esto lo que deben admitir las sociedades democráticas, durante mucho tiempo convencidas de su pacificación congénita y más todavía desde que se creen, equivocadamente, liberadas de las ilusiones totalitarias.»

Olivier Mongin. Violencia y cine contemporáneo: ensayo sobre ética e imagen.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.