Número tres

“En Baghead, cuatro amigos deciden filmar su propia película independiente y se encierran en una cabaña en el bosque para escribir el guión. Pronto se ven perseguidos por un asesino en serie y se van poniendo en juego todos los afanes del cine independiente: la obsesión del impulso generador, el afán de improvisación, la veracidad como resultante de la realidad. Estas formas son caricaturizadas como intenciones generales del cine independiente americano que han pasado de ser germen de imágenes rebeldes a un cine inserto en otra forma de industria. La propia Baghead forma parte de una nueva designación del mainstream americano: el género Mumblecore, que responde a ese cine hecho entre colegas, sin presupuesto, inevitable ante las facilidades que Internet (apenas) empieza a esbozar como aparato de distribución barato y de largo alcance.”

Vicente Rodrigo. Baghead: No es país para Sundance

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.