Número tres

Hace más de un mes que Détour inició su camino hacia el tercer número, y hoy por fin podemos presentaros el índice de contenidos, con sus secciones características y sus textos. Tal y como sucedió con nuestro segundo número, hemos querido apostar por una línea que aúne el continuismo y el giro de 180º, porque creemos que la revista se nutre de su pluralidad (siempre en movimiento, siempre confiando en la intuición) y también de solidificar ideas que han enraizado en nuestro paisaje. De esta manera, el número 3 continúa la búsqueda de esa cinefilia que nos ha acompañado desde el inicio, y que en esta ocasión viene representada por dos participaciones foráneas (las de David Bordwell y Adrian Martin), una estimulante mirada a la disidencia y el underground (obra de Aarón Rodríguez) y una conversación. Además, y como ya hemos adelantado en lo que llevamos de número, también el 3 representa nuestra apuesta por los festivales, pequeños y grandes, y una mirada especial a sus programaciones.

La sección de Pa(i)sajes amplía sus contenidos girando alrededor de las nuevas estéticas y del cine español más olvidado, de la actitud insobornable de Nanni Moretti o de las nuevas y viejas olas asiáticas. Pero el viaje no acaba aquí, ya que visitamos una cinematografía como la brasileña a partir de las palabras de Laura Menéndez, regresamos a aquella Calcuta retratada por Louis Malle de la mano de David Flórez o culminamos el repaso sociohistórico con el reflejo que la era Reagan tuvo en el cine, cortesía de Luisfer Romero.

Détour nació con una ambición muy concreta, la de transmitir entre todos esa pasión por escribir y comunicar lo que nos gusta. A medida que el proyecto ha madurado sus bases, esa ambición ha evolucionado hacia lo formal y estético, otorgando una importancia superlativa a la imagen de nuestros textos, y ahora cubre una nueva etapa con nuestro proyecto de Correspondencia(s), a través del cual nos sumergirnos en un género cada vez más actual para ofreceros una serie de intercambios entre los miembros de la revista. Y, como siempre, Bande à part ofrecerá unos contenidos heterogéneos compuestos por un regreso a Eric Rohmer, como no hemos visto últimamente, una fuga con los conductores de cine o un apasionado retrato de la relación entre Godard y Anna Karina. Estos son algunos de los contenidos, que os animamos a descubrir, de un número que hemos planteado como un organismo que respira, en cuyas pulsaciones están nuestras ganas por seguir escribiendo de cine, del viejo o del contemporáneo, siempre del que no abandona nuestro pensamiento y nos invita a volver sobre su recuerdo una y otra vez.

leer en détour

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.