TFriday Night Lightsal vez, dentro del panorama televisivo, Friday Night Lights no sea una serie que haya generado la cantidad de estudios críticos y artículos que otras, como Mad Men o The Wire, sí han logrado. Sin embargo, la serie creada por Peter Berg ha conseguido, a lo largo de sus cinco temporadas, alcanzar la sensación de estar describiendo el día a día de una comunidad viva. En ese imaginario pueblo de Texas llamado Dillon, el fútbol americano es la razón de ser, el engranaje, que acciona los movimientos de su sociedad. Una sociedad conservadora que en ocasiones debe lidiar con problemas de raza, sexo y clase social, en la que el espíritu de victoria también despierta la necesidad de emancipación, de echar a volar hacia otro lugar. Dillon es la cuna que mece con gesto cálido el matrimonio Taylor, los dos grandes protagonistas de la serie que, ante todo, educan y acogen a ese grupo humano que, temporada a temporada, constituye el equipo de fútbol del instituto. Una serie que, al margen de su gusto por elaborar un retrato de conjunto de esos últimos años de adolescencia antes de la madurez, no descuida sus elementos formales. La luz, tanto la que despiden los focos del estadio de fútbol como la iluminación natural, es tal la otra gran protagonista de Friday Night Lights.

El texto de Raphaël Nieuwjaer es, a buen seguro, el mejor ejemplo de la capacidad de análisis que suscita la serie creada por Peter Berg. A pesar de su exigencia teórica, que hemos intentado adaptar de la mejor manera posible para el lector español, Las luces de Friday Night Lights presenta un extraordinario análisis no solo de la iluminación, sino de la propia identidad visual de la serie, de su importancia dentro del flujo televisivo, su relación de parentesco con una serie de fenómenos teóricos y, en fin, cómo todo ese proceso formal cuaja en una poética singular de la vida en un pequeño pueblo de Estados Unidos. Por eso, no hemos querido dejar pasar la oportunidad para presentar este texto, sin duda, un buen ejemplo de cómo conciliar la investigación teórica con la sensibilidad de una de esas ficciones que nunca dejan indiferente al espectador.

leer en détour

Número cuatro
Pa(i)sajes: Bande à part
Ilustraciones: Raphaël Nieuwjaer

image_pdfimage_print

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.