Peter Watkins. Una crisis poco mediática, por Juan Francisco Gordo López

La crisis de los medios, de Peter Watkins (Pepitas de Calabaza) Traducción de Emilio Ayllón | por Juan Francisco Gordo López

Peter Watkins | La crisis de los medios

A veces, la lucidez de un pensador que escapa de la corriente que arrastra a la totalidad de su gremio se ve desdibujada en un entorno hostil dispuesto incluso a fagocitar sus teorías con tal de que deje de brillar por sí misma.

Este es el caso de la obra de Peter Watkins, tanto cinematográfica como ensayística, en ambos casos abocado a un rincón taciturno y sombrío de la realidad humanística aplicada a los medios de masas audiovisuales (MMA).

Según este director, debería haber, como siempre se ha insinuado, por otra parte, dos corrientes bien diferenciadas de productos cinematográficos: la Monoforma y los trabajos periféricos que tratan de establecer un movimiento centrífugo pero cuyo centro de gravedad no pueden eludir. Sin embargo, en la actualidad la Monoforma ha absorbido toda periferia posible y en gran medida, cada trabajo depende de ella y su criterio de entretenimiento y productividad.

¿Y qué es eso de la Monoforma? Todo el derecho del mundo a cuestionárselo, pues definirla es poco preciso. Watkins lo intenta en más de una ocasión, pero como director que intenta permanecer en la centrífuga, se le escapa constantemente, aunque tiene muy claro qué es lo que no tiene cabida en ella.

En el primer tercio del siglo pasado surgió una corriente de pensadores centroeuropeos ahogados por los vapores de la guerra y necesitados de unas corrientes artísticas que no volviesen a traer al recuerdo la estupidez de los hombres por conducirse a sí mismos hacia la destrucción. Eran filósofos de la diferencia, artistas de lo original, lo carente de sentido a priori unitario.

La différance ha sido una búsqueda infructuosa por intentar escapar de lo meramente conductivo, lo masivo, lo irreflexivo: la idea conformista de igualdad. Watkins reivindica una vía de escape a esa Monoforma que fomenta todo lo que escapa al intento de crear algo diferente y reflexivo, que sólo concibe el pensamiento por lo masivo, por aquello que demanda la masa que ya Ortega anticipaba bovina.

La crisis de los medios es un análisis duro que observa con ojo clínico el lugar de cada uno de los espacios en torno a la cultura mediática y que, para desgracia de los que quieren encontrar algo en ella, la presentan vacía, carente de un sentido más allá de la imposición de lo que «el público [cree que] quiere». El análisis del cineasta encuentra una rendición a la Monoforma en prácticamente todos los aspectos de los que en su día McLuhan llamara mass media.

El ensayo de Peter Watkins es imprescindible para comprender que estamos atados a unos medios vacíos de contenido y que no sólo esto se fomenta desde dentro, sino que también lo hacemos posible nosotros, cortando por el mismo patrón cualquier tipo de crítica como pueda ser incluso esta misma que el lector tiene bajo sus pestañas.

Por ello hay que destacar el acierto de la editorial Pepitas de calabaza por publicar un ensayo tan necesario y, digámoslo ya, condenado al éxito futuro y la ignorancia presente, desafortunadamente prologado por un Jesús Palacios carente de interés en las palabras de Watkins y que parece haber escrito por compromiso unas páginas tan huecas como la programación televisiva de máxima audiencia, haciendo un uso excesivo de juegos de palabras que no dicen nada de la obra de Watkins y que más parecen querer pasar por encima su crítica que intentar mostrarse conforme con algo que evidentemente no predica con el ejemplo (por imposibilidad intelectual, como la del que aquí escribe).

De todos modos, un ensayo que rechaza todos los demás ensayos; un texto para dejar de mirar y comenzar a observar con atención.

[…]

Si no quieres perderte nada, puedes suscribirte a nuestra lista de correo. Es semanal y en ella recordaremos todo lo publicado durante los últimos días.

image_pdfimage_print
Détour

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *