Regresemos a German. Quisiera empezar con la confesión del director de que no disfrutaba rodando películas: «Jamás quise ser director de cine». Más tarde añadió: «Siento terror ante esta profesión [dirigir películas]. Siempre me pongo triste cuando tengo que rodar.». Cuando habló de lo que supuso co-dirigir El séptimo satélite (Sedmoy Sputnik, 1968) con Grigorii Aronov, German apuntó: «Trabajando en esa película aprendí algunas cosas y otras las rechacé. Pero ya entonces empecé a ver con claridad que todo lo que se considera la profesión -el montaje, el guión, todo lo que siempre me ha parecido tan aterrador- en realidad no es la profesión, mientras que lo que es la profesión definitivamente no puede enseñarse.»

leer en détour

 

Número ocho
Pa(i)sajes: Tiernos bárbaros
Imágenes: Francisca Pageo

[…]

Si no quieres perderte nada, puedes suscribirte a nuestra lista de correo. Es semanal y en ella recordaremos todo lo publicado durante los últimos días.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.