número uno | nuestro tiempo | selección de imágenes: vanessa agudo

La mamá y la puta | Jean Eustache

Por todas partes suenan voces sobre la muerte del cine, las transformaciones y
mutaciones que deberá sufrir para convertirse en otra cosa, el advenimiento de
una nueva era y el inminente cambio de estatus de las imágenes. Puede que sea eso
lo que, hace poco, me llevó a defender una tesis doctoral sobre la melancolía y la
historia del cine, o de qué manera los periodos de crisis estética dan lugar a un duelo
que desemboca en formas más o menos nuevas, en el fondo dependientes de una
tradición de la que nunca se apartan. Pero antes de ese acto académico había estado en
Buenos Aires, en el Bafici, donde vi –se supone– lo más avanzado de la producción
independiente internacional. De entre las cincuenta o sesenta películas que consumí
vorazmente apenas me interesaron cinco o seis, y no todas ellas en el mismo grado de
intensidad. Por un lado, pues, me niego a que el cine muera, a que termine su época –
quizá ya ha terminado, como tal; por otro, todo tipo de síntomas me dicen que algo
está sucediendo, que está –por lo menos– un poco enfermo. En mí se enfrentan el
aprendiz de brujo y el cinéfilo nostálgico, aquel que quiere seguir ese relato y hace todo
lo posible para que así sea, y aquel otro que ve muy pocos clavos ardiendo a los que
agarrarse. Según el SMS de un amigo desde Cannes, hace unos días: “Sólo Oliveira,
Iosselliani y Godard. Como hace treinta años”. Mientras la cartelera comercial agoniza
entre el 3-D y la decadencia de las salas de versión original, los festivales han inventado
su propia fórmula para fabricar películas, de modo que queda ya muy poco espacio para
la libertad y la independencia reales.

Aquí tenéis el primer adelanto de Nuestro tiempo, una sección transversal que nace con la voluntad de sintetizar los cambios, emociones, sensaciones, detalles de historias que, actuales o pasadas, forman parte de nuestro devenir cinematográfico. En este texto, Carlos Losilla expresa, entre la nostalgia y el cuestionamiento de determinadas actitudes, la evolución de la cinefilia con el paso del tiempo.

leer en détour

1 thought on “ Por una cinefilia renovada, por Carlos Losilla ”

  1. Pingback: Anónimo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.