Con motivo de la exposición Todas las cartas, una iniciativa del CCCB, Centre de Cultura Contemporània de Barcelona, Intermedio ha editado el cofre Correspondencia(s), que comprende 5 dvd’s y un libro-recopilación de textos. Estas correspondencias comprenden el intercambio de cartas filmadas entre cinco parejas de cineastas fundamentales del cine contemporáneo; un formato experimental de comunicación entre directores que, a pesar de hallarse en territorios alejados geográficamente, están unidos por la voluntad de compartir ideas y reflexiones acerca de cuanto motiva su trabajo y su vida.

¿Quiénes son esos directores? Si pudiste ver en su momento la muestra o los encuentros organizados en el CCCB, sabrás que se invitó a dialogar a José Luis Guerin y Jonas Mekas; Isaki Lacuesta y Naomi Kawase; Albert Serra y Lisandro Alonso; Jaime Rosales y Wang Bing; y Fernando Eimbcke y So Yong Kim.

¿De qué va cada encuentro?

En el primero, entre Guerin y Mekas, se establece una relación epistolar en toda regla, una carta mensual en que se impone el principio de Mekas que Guerin asume como propio: el cine es la reacción a la vida. A partir de esta premisa, una serie de nueve cartas, filmadas en los lugares más variados del mundo, dan lugar a una relación personal en la que se descubren impresiones y afinidades entre dos cineastas unidos por la voluntad de compartir preocupaciones y puntos de vista.

El segundo, entre Serra y Alonso, está basado en dos obras reflexivas sobre la forma de filmar de cada uno, el equipo de rodaje y los actores. Sobre su forma de pensar el cine y ejecutarlo. Albert Serra ha llevado a los protagonistas de Honor de cavalleria y a su equipo de colaboradores habituales a realizar la ruta del Quijote. Por su lado, Lisandro Alonso ha regresado a la provincia de La Pampa a filmar su pieza y ha rescatado a Misael Saavedra, el protagonista de su primera película La libertad.

El tercero, entre Lacuesta y Kawase, es la correspondencia filmada entre dos cineastas que habían coincidido brevemente en un festival en el que presentaban sus respectivas obras. Es a partir de esta tenue memoria de un encuentro fugaz que se construye esta obra fílmica de nuevo tipo, una sucesión de imágenes de intimidad que se filmaron antes y después de otro encuentro presencial, ahora ante el público, en el CCB, el lugar desde el que se impulsó esta iniciativa.

El cuarto, entre Rosales y Wang, pone en correspondencia sus respectivos imaginarios fílmicos, pero sin recurrir, en este caso, a la referencia epistolar. Su propuesta ha consistido en crear cuentos cortos en los que se reflejan dos mundos geográfica y culturalmente alejados.

El quinto, entre Eimbcke y Kim, supone un intercambio epistolar que, a partir del minimalismo de gestos y motivos, recorre la vida de los dos cineastas durante todo un año.

Desde Détour os recomendamos que no perdáis de vista esta excelente edición, ya que, además de apostar por un género cada vez más en boga, comprende a algunos de los cineastas más interesantes (también controvertidos, polémicos y discutibles) del panorama autoral más reciente.

Si queréis más información al respecto, podéis encontrarla haciendo click en Intermedio

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.