En un desorden absoluto

De la mano de la fundación ArtChronika llega En un desorden absoluto, una gran muestra de arte contemporáneo ruso que, desde el pasado 15 de Junio y hasta el 29 de Septiembre, invade las tres plantas del espacio Arts Santa Mònica de Barcelona.

Comisariada por Andrei Erofeev, ex-conservador de la Galería Nacional Tretiakov, de Moscú, y por Jean-Hubert Martin, ex director del Centro Georges Pompidou de París y de la Kunsthalle de Berna, se nos muestran las obras de 36 artistas, quienes pasan desde la fotografía, la escultura, la pintura, la instalación y las manifestaciones de guerrilla al videoarte. Entre ellos podemos encontrar a Alexander Brodski, Dimitri Gutov, Igor Mujin, Vadim Zajarov, Irina Korina, Blue Noses, Oleg Kulik, Boris Orlov, Anatoli Osmolovski, Pavel Pepperstein, Dimitri Prigov, Nikolai Polisski, Mish-Mash o Grupo Voina, todos ellos  seleccionados en las cinco ediciones del Premio Kandinski, creado por ArtChronika.

El título de la exhibición resume, según sus comisarios, la situación actual del arte ruso: caótico, prácticamente ausente de las grandes citas internacionales y con un futuro incierto. Dividida en cuatro secciones: Dimitri Prigov, el último conceptualista, Caos material. La estética de las cosas "malas", o el arte contextualista, Desorden social. Performance tiranicida y reportaje artístico y El derrumbamiento de los sistemas simbólicos de la iglesia; nos muestra de una forma franca y directa los temas más controvertidos que se dan en Rusia en los últimos tiempos, como pueden ser la represión policial, el poder y la tradición religiosa, así como el sexo, lo simbólico y la pobreza.

Todas las obras, aun diferentes en estilo y técnica, comparten y tejen, dando importancia, a un hilo en común: referencias al pasado soviético y a un deseo de hacer arte en los espacios públicos, ayudándose del caos y el desorden como base para su creación.

Arts Santa Mónica

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.