Contrapicado

Esta semana, la revista Contrapicado, una de las publicaciones digitales más longevas, ha regresado con una actualización de look y de contenidos. Y para celebrar su número 40, ha elegido un tema tan vital e interesante como la revelación cinematográfica, es decir, cómo se articula la transmisión del arte, cómo nace, se negocia y se modula la vocación, o cuáles han sido las experiencias, personales e intransferibles, vividas entre las paredes de un cine. Además de la amplia nómina de autores convocados, el especial cuenta con dos jugosas entrevistas (ambas, realizadas por Cloe Masotta) a Alain Bergala y Núria Aidelman, que exploran la vertebración de una pedagogía del cine o la gestión del arte en las aulas.

Y, dentro de las secciones paralelas, además de la recuperación de uno de los filmes más olvidados de Bertolucci (El cielo protector), del repaso al último Festival de Rotterdam y del comentario sobre el ajuste de cuentas de Claude Lanzmann con la memoria de la Shoah (o, quizá sería mejor decir, con otra forma alternativa de gestionar la memoria) y, en particular, con el escritor Yannick Haenel, en El informe Karski; nos encontramos con un intenso recorrido sobre los últimos filmes del canadiense Guy Maddin, llevado a cabo por Paula A. Ruiz.

Podéis acceder a los contenidos del número haciendo click en http://contrapicado.net

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.