Coule la Seine

Un día hice las maletas
me fui a París
y lo que vi allí
no fue París.

En el Louvre no vi
a la Mona Lisa,
vi el azul
de tu camisa.

En Montmartre no vi
el Sacre Coeur,
ton coeur, ton coeur
lo vi.

En la biblioteca
el Pompidou
les hablé de ti
a Sartre y a Camus.

En Buttes-Chaumont
no vi al aviador
de la peli de Rohmer.

Te vi a ti a ti a ti…

que leías filosofía
en las lavanderías
y empujabas tu bicicleta
por la periferia de París.

Y la luz de la torre Eiffel
no te alcanzaba.
Decías que las calles
eran nuestra casa.

Y algunas mañanas
en Saint-Lazare
cogimos trenes que acababan en el mar.
Y por el Canal Saint-Martin
corría el agua sin parar…

Y la luz de la torre Eiffel
no te alcanzaba.
Decías que las calles
eran nuestra casa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.