Número tres

«(¿La película de la morena acaso no tenía el plano más bello y desnudo de todos, esa declaración frente a cámara, de pronto todo aún más frontal y sencillo, y si era ella la que de verdad sabe amar?)»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.