Número tres

«Quizás el mumblecore sea efectivamente el último baile de aquellos cuerpos de Cassavetes que se fundían en la oscuridad o en la claridad, despojados de palabras, como si sólo a través de su fisicidad pudieran dar sentido al mundo. El último esfuerzo de unos cuerpos que se saben agonizantes ante el avance de lo virtual, de lo sintético, ante una identidad del hombre cada vez más difusa. El cine de una generación que es el último baile, cuando se encienden las luces y seguimos moviéndonos unos instantes, cada vez con menos fuerza pero todavía incapaces de entender que la música ha terminado.»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.