Debes conocerlas, de Marifé Santiago Bolaños y Mercedes Gómez Blesa (Editorial Huso) | por Francisca Pageo

Debes conocerlas | Marifé Santiago Bolaños y Mercedes Gómez Blesa

Durante largos meses, una serie de mujeres de diferentes edades y distintas procedencias profesionales, intelectuales e ideológicas, encabezadas por las doctoras Marifé Santiago Bolaños y Mercedes Gómez Blesa; se reunieron en Astorga para hablar de todas aquellas mujeres del pasado que aportaron algo a la sociedad. Mujeres intelectuales de las que apenas se ha hablado pero a las que poco a poco empezamos a conocer más. A cada reunión presentaban a una mujer, una vanguardia o un tema, para así dar a conocer los principales motivos por los que este libro se ha llevado a cabo.

Estamos ante un libro, pues, de corte feminista, que reivindica el papel de la mujer en la sociedad. Si bien el libro versa sobre diferentes mujeres, cabe destacar el papel que María Zambrano tomará en él, siendo ella y su trabajo el eje principal sobre el que se desarrollan los textos. Las autoras nos hablan del género, de los arquetipos formados por la sociedad respecto a la mujer y del exilio. En estas páginas, tendremos a Carmen de Burgos, intelectual que escribiría sobre los derechos de la mujer y que vería a esta no desde un feminismo radical, sino moderado. Para ella no se le puede negar a la mujer la formación de corte superior y se le ha de conceder una mayor libertad y derechos. Será una mujer con unas ideas políticas muy marcadas y que ayudará a entender a la mujer dentro de esta. También estará presente María Lejárraga, quien a través de la vertiente literaria dará a conocer su ideario feminista. No falta, también, Clara Campoamor, política española y defensora de los derechos de la mujer, que crearía la Unión Republicana Femenina y que fue una de las principales impulsoras del sufragio femenino en España, logrado en 1931, y ejercido por primera vez por las mujeres en las elecciones de 1933. También destacará el papel de Maruja Mallo, pintora surrealista española, y Frida Kahlo, ya que en su manera de representar y pintar su cuerpo, veremos no sólo su calvario físico debido al accidente que sufriría, sino también psicológico, ya que viviría tres abortos. Ninguna pintora había expuesto hasta entonces todo lo que este procedimiento conlleva en la mujer. También tenemos a poetas como Marina Tsvietáieva o Anna Ajmátova, ambas se inventarán a sí mismas y ambas se admirarán mutuamente. En este libro su poesía no debe quedarse al margen. De hecho, y como apunte, el libro Confesiones de Marina Tsvietáieva nos muestra cómo fue su lucha, no sólo hacia el mundo que la rodeaba, sino también consigo misma. La danza también tendrá cabida en este libro, con figuras como Isadora Duncan, por ejemplo, que tendrá una faceta pedagógica respecto al baile y señalará por primera vez el cuerpo de la mujer para mostrar su forma, sin vergüenzas, tabúes ni filtros.

También se nos muestra el exilio impuesto a muchas mujeres, aspecto que María Zambrano representa a la perfección y cuya significación no sería sólo biográfica o histórica, sino también política o social. O las confesiones de aquellas mujeres que sobrevivirán a la II Guerra Mundial en campos de concentración, también a filósofas como Hannah Arendt y Simone Weil, que a su manera lucharían por una política y filosofía más igualitaria y mejor. Sus pensamientos nos arrancan de la zona de confort y nos obligan a preguntarnos sobre la Europa desgarrada de la primera mitad del S.XX. Ambas entenderían su condición femenina.

Todas estas autoras, y muchas más, las cuales se nos muestran en los diferentes textos, trabajarían por el porvenir; por, como se nos muestra en el libro, poner la semilla: otras autoras vendrán. Pero las artífices del libro, Marifé Santiago Bolaños y Mercedes Gómez Blesa, así como sus compañeras, trabajan por y para el presente.  Es innegable que hacen esto no sólo por justicia, sino para que se conozca cómo otras mujeres han venido antes que nosotras para mostrarnos el camino, el pensamiento y el hacer igualitario. Todas las mujeres que se nos presentan son mujeres a las que hay que conocer, pues sólo el conocimiento puede hacernos cambiar el mundo. Es importante mostrar a través de la palabra escrita y oral, así como el arte, el cine o la música, lo que sucede en los ámbitos en los que se va entrecruzando la mujer.

Estamos, sin duda, ante un libro muy completo sobre la importancia de la mujer en la cultura, la política y la sociedad.  Sólo haciéndonos ver, haciéndonos presentes en las distintas esferas que la sociedad abarca, podremos hacer presencia de lo que antes era nulo, una igualdad sin precedentes, creada para que nosotras, las mujeres, nos hallemos más plenas, completas y nada relegadas. Sólo así obtendremos algo hacia lo que tenemos derecho por nacimiento, la igualdad de género.

[…]

Si no quieres perderte nada, puedes suscribirte a nuestra lista de correo. Es semanal y en ella recordaremos todo lo publicado durante los últimos días.

image_pdfimage_print

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *