«Como todos los grandes payasos, Totò encarnaba una contestación total, y el descubrimiento más conmovedor y a la vez reconfortante era reconocer inmediatamente en él -dilatados al máximo, ejemplificados con su aspecto de personaje de Alicia en el país de las maravillas- la historia y el carácter de los italianos:  nuestra hambre, nuestra miseria, la ignorancia, el qualunquismo pequeñoburgués, la resignación, la desconfianza, la vileza de Pulchinela. Totò materializaba con lunar e hilarante elegancia la eterna dialéctica de la abyección y de su negación.

(…)

El resultado de siglos de hambre, de miseria, de enfermedades, el resultado perfecto de una larguísima sedimentación, una suerte de extraordinaria secreción diamantífera, una esplendida estalactita: esto era Totò.»

Federico Fellini, Hacer una película

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.