Papel y tinta. Un catálogo de técnicas, métodos y materiales para imprimir, de John Foster (Pasos perdidos) Traducción de Ana López Ruiz | por Juan Jiménez García

John Foster | Papel y tinta. Un catálogo de técnicas, métodos y materiales para imprimir

La relación del hombre con el papel y la tinta no es tan anticuada como el mundo pero si tan vieja como la podamos recordar. De ser un privilegio de unos pocos, la imprenta, Gutenberg, la convirtieron en otra cosa, y el tiempo solo ha hecho que ahondar en esa relación, hasta traer la imprenta a casa, aunque solo fuera en forma de impresora. Cierto que los tiempos avanzaron demasiado, y hoy en día, como antes se entretenía uno anunciando el fin de la Historia, ahora se entretiene uno anunciando el fin del papel y la tinta, sustituidos por pantallas electrónicas y tintas que tan solo están en nuestra imaginación. Y sin embargo, la Historia sigue (y de qué modo) y tenemos la sensación de que tampoco dejaremos esa otra vieja relación-asociación. De hecho, como en el caso de los vinilos, la sensación es que lo único que realmente ha ocurrido es que nacen nuevas historias de amor. Un amor íntimo, un amor personal.

En Papel y tinta. Un catálogo de técnicas, métodos y materiales para imprimir, John Foster (él mismo impresor… entendido el impresor como artista completo), se entrega a dibujarnos un estado de las cosas de la impresión artesanal. Paradójicamente, los avances de la tecnología (y la impresión, como decíamos, ha avanzado mucho, hasta el punto de ser innecesaria) han producido un auge de lo artesanal. Frente a ese mundo inmaterial o demasiado abstracto, ha provocado, por un lado, la aparición de artistas interesados en viejos métodos, como la serigrafía, la xilografía o la impresión tipográfica, y, por otro lado, la de un consumidor que, a un precio asequible, puede tener entre sus manos obras de arte únicas. En su imperfección, la tinta rara vez devolverá exactamente el mismo resultado.

En los últimos años, las imprentas caseras, surgidas en un rincón de casa, improvisadas incluso, han permitido el nacimiento de un buen número de artistas por los que el libro realiza un deslumbrante recorrido. Gente como Seripop, que ya han llevado la impresión a los museos o a una efímera calle, Print Mafia o Hammerpress, que la han acercado a la gente a través de internet, y así un número cada vez mayor de artistas, que irían desde históricos como Greg Pizzoli hasta el último que te puedas encontrar en Etsy o páginas similares. Cada uno enfrentado a sus retos personales (la impresión manual, artesanal, tiene mucho de solitario, de prueba, de errores) y a un camino en el que se entrecruzan el diseño, la ilustración, el arte en la búsqueda de algo único, que tiene mucho de desafío.

Pero John Foster no se queda ahí, y en su libro incide también en aspectos que podrían ser marginales si no fuera porque, después de todo, son sustanciales. Como cualquier arte, su supervivencia depende de ese receptor que esté dispuesto a valorar esa obra y a pagar por ella, y en ese sentido, qué duda cabe que la impresión artesanal ha logrado encontrar su mercado al poderse ofrecer a unos precios razonables. No se trata ya de un montón de locos haciendo cosas raras en sus garajes, sino que verdaderamente es una oportunidad de negocio para los artistas, y nos llevan hacia ese camino que ya empezamos a conocer bien, y es la búsqueda del objeto único, de una especie de sensación especial, que hemos perdido en un mundo cada vez más construido alrededor de impersonales y frías pantallas.

Centrado especialmente en el mundo de la serigrafía (la técnica de impresión más accesible, seguramente, de entre las tratadas), Tinta y papel es un buen libro no solo para conocer este mundo, tanto desde unas nociones técnicas básicas como históricas. Es también una brillante exhibición de mucho de lo que se ha ido produciendo y se está produciendo. Un mundo de color, de sensaciones, a través de una cuidada selección de obras que nos ofrecen un panorama alentador. No, el papel y la tinta no desaparecerán. No mientras sigamos necesitados de sentir las cosas. Y entre todas las cosas, el arte.

[…]

Si no quieres perderte ninguna reseña de las que publicamos, puedes suscribirte a nuestra lista de correo. Es semanal y en ella recordaremos todo lo publicado durante los últimos días.

image_pdfimage_print

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *