Peter Hujar. Un Punctum particular, por Francisca Pageo

Peter Hujar (Fundación Mapfre) | por Francisca Pageo

Peter Hujar

Con motivo de la exposición en Fundación Mapfre de Barcelona “Peter Hujar: a la velocidad de la vida”, se publica un inmenso e increíble catálogo que nos adentra de lleno en la obra y vida de este gran y afamado fotógrafo. Hujar nació en Trenton, Nueva Jersey, en 1934 y murió en Nueva York, por la enfermedad del SIDA, en 1987. Empezaría a hacer fotografías en 1947, cuando asistió a la School of Industrial Arts, y a partir de entonces no dejaría la cámara de lado hasta la hora de su muerte.

Adentrándonos en el catálogo, se ha seguido el criterio que Peter Hujar mantenía cuando compilaba su obra a la hora de archivarla y de exponer. Siempre pondría sus fotografías todas juntas, nunca por separado, para así dar una visión más exacta de su mundo y de su manera particular de ver y sentir la fotografía. La exposición presenta un conjunto de 160 fotografías que exponen la carrera del autor con fondos procedentes de la Morgan Library & Museum y otras 9 colecciones. En el catálogo, nos encontraremos con textos del comisario Joel smith y también de Philip Gefter y Steve Turtell, ambos colegas suyos.

Hujar siempre buscaría lo más brutal pero a la vez lo más sencillo. Su trabajo, que surgía de su vida cotidiana, reflejaba una sociedad extrema e intensa y sus fotografías no son ni más ni menos que así; intensas y, a su vez, radicales. De ese modo, el catálogo de la exposición nos mete de lleno en la vida y obra de Hujar mostrándonos a una persona desnuda ante la vida y dispuesta a aprovechar cada momento y situación. Resulta importante conocer su vida para así conocer y entender su obra, ya que ambas estarán estrechamente relacionadas y ambas se entrecruzan entre sí. De este modo, Hujar conocería y se codearía con autores de la talla de Andy Warhol, Susan Sontag, Richard Avedon, Diane Arbus…, y todos ellos influirían en su vida y obra, llegando este a retratarlos o trabajar con ellos y consiguiendo un espíritu en equipo, sobre todo en su aspecto más intelectual y coloquial, que muy pocos fotógrafos han dado de sí en lo que conocemos de la historia del arte. El testimonio de Steve Turtell, amigo de Hujar, es muy revelador y nos muestra su persona sin artificios y con profundas virtudes y defectos.

Peter Hujar estaba obsesionado con la naturaleza y el cuerpo, sus fotografías hablan por él. De hecho, para él la fotografía sería su lenguaje principal y sería a través de este que retrataría lo que más le llegaba a su ser. La fotografía, para él, era un proceso físico. Su trabajo, además, representaría la profunda corriente homosexual que se daría en los 70 y 80, en la que él participaría de un modo u otro. Las fotografías de Hujar son directas, bellas, elegantes y minimalistas, que hacen acopio de lo sencillo y estéticamente limpio por encima de todas las cosas. Estas nos transportan a un mundo básico y, a la vez, aunque no lo parezca, bastante animal, por el modo en que Hujar retrata a las personas. Hay cierto halo informal en su estética que nos hace ver un mundo más humanizado de lo normal. Su mirada es sensible y se nota que también tiene un alma interesada por la psicología humana. El punto fuerte de Hujar serán los retratos y la vida en cualquiera de sus facetas, haciéndonos ver así el reflejo de una sociedad en la que todo cambio empezaría a ser posible.

De este modo, estamos ante un fotógrafo único y especial, del cual merece la pena observar su obra y adentrarnos en ella sin dilaciones ni miramientos, sin prejuicios ni pensamientos. La obra de Hujar es como ese instante, ese Punctum del que Roland Barthes nos hablará en La cámara lúcida. Así, hurguemos en su obra, en su vida, en su hacer; recorramos su intensa vida en este catálogo para sentir otra manera de ver las cosas. No saldremos defraudados.

[…]

Si no quieres perderte nada, puedes suscribirte a nuestra lista de correo. Es semanal y en ella recordaremos todo lo publicado durante los últimos días.

image_pdfimage_print
Détour

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *