número uno | bande à part | acompañado por las imágenes de francisca pageo


«El presente texto es ante todo un diálogo, es decir, un encuentro entre múltiples voces distintas sobre el asunto del paso del tiempo, visto y sentido desde la música, la poesía y el cine. Se trata de una conversación entre personajes imaginarios, que no por ello carecen de esa sustancia que denominamos realidad y que constituye el elemento final – en el sentido de destino – de este viaje.

Desde ahora asumimos este encuentro con la volatilidad propia de la conversación, que nos llevará de un lugar a otro del mundo, de la historia, y de los sonidos, las imágenes y las palabras, sin exigir a tal viaje una coherencia externa. No pedimos (los que hablamos) que se nos exima del rigor que precisa cualquier uso consciente de la palabra, simplemente anunciamos que la coherencia va por debajo, fluye como una corriente subterránea.

I. La época que perdió el tiempo.

Hace algunos años quien escribe, escuchó de un conocido que «el mal de nuestro tiempo era la falta de tiempo». Aquella máxima quizá ya había sido enunciada antes por Martin Heidegger cuando dijo que «la época moderna comenzó en el instante en que el ser humano le entró la «in-quietud» de no tener tiempo». Y que esa obsesión humana por medir el tiempo en unidades cada vez más pequeñas es «el camino más seguro para perder el tiempo esencial». La inquietud, es decir, la incomodidad con lo quieto y el movimiento innecesario, nos quitan el «tiempo esencial». Hemos nacido en una época sin tiempo porque la época nació cuando nos quedamos sin tiempo. No hay tiempo para hacer todo lo que se tiene que hacer; pero sobretodo no hay tiempo para vivir la esencia del tiempo. ¿A dónde ha ido el tiempo perdido?, ¿existe la posibilidad de recuperarlo?, ¿qué se debería hacer para volver a vivir el tiempo esencial?»

Nuevo avance de Bande à part… Mauricio Álvarez nos trae un pequeño diálogo (interior) sobre el paso del tiempo o, en sus palabras, «un viaje por algunas piezas musicales, cinematográficas y poéticas que he visto y vivido en los últimos años».

leer en détour