Factura y otros escritos, de Vladímir Markov (Ediciones Asimétricas) Traducción de Cristian Cámara Outes | por Francisca Pageo

Vladímir Markov | Factura y otros escritos

Ediciones Asimétricas presenta con Factura y otros escritos – textos del que fue artista y teórico del arte Vladímir Markov- una nueva colección editorial titulada SDVIG, que no son ni más ni menos que una serie de escritos bastante representativos que recogen y argumentan las vanguardias rusas de comienzos del s.XX. El principal planteamiento de este libro es poner en clave la situación que tiene la última pintura, la más avanzada, en su relación con el mundo; así como también exponer qué tareas principales tuvo este arte nuevo que sucedería en Europa. En él se recogen tres textos principales que nos aportan y describen cómo era la situación estética justo antes de la eclosión de las vanguardias rusas, como bien dice en su portada. Markov, que nacería en Riga y estudiaría pintura en esta ciudad, se trasladaría a San Petersburgo para continuar con sus estudios artísticos y creativos y sería allá donde ahondaría en los motivos y porqués del arte.

Conocemos como Factura no sólo al conjunto de relaciones bajo el que un cuadro se presenta ante nuestra mirada y sentimientos, sino también a las esferas en las que una obra artística nos hace tomar consciencia en base a sus colores, sus sonidos o cualquier medio sensible. Para Markov, el material es la madre de la factura. Cada combinación, así, presentará una factura diferente. Factura mide los elementos de la obra de arte: el material, la textura, el brillo, el color, lo invisible, el soporte, la forma en que se pinta, las formas en la escultura, la superficie, la masa. En definitiva, aquello que modela la obra de arte, sea esta cual sea en pintura, escultura o arquitectura.

Cabe destacar cómo la naturaleza ejerce una notable función en la creación de facturas. No sólo por cómo la luz, por ejemplo, modela una obra, sino también en cómo la propia naturaleza las hace a sí mismas (arrecifes de coral, las formas de los panales de miel que hacen las abejas…). En todo esto Markov se detiene y aclara punto por punto cada cosa. Nos la esboza y nos la ejemplifica con obras. Es curioso cómo podemos encontrar esa factura en todo elemento material creado; casi se podría decir que todo es factura y todo lo percibe nuestra sensibilidad, dando lugar a una mayor conciencia, a nuevas emociones y sentimientos. De esta manera es necesario, como dice Markov, conocer profundamente y amar aquel material con el que nos disponemos a transmitir nuestras sensaciones.

Se añaden a la edición otros textos, más pequeños, sobre los Principios del arte nuevo, en el que el teórico explora el misterio, la belleza y lo primitivo, dando paso todo ello a nuevas formas de arte. Markov pone en claro el punto de origen del arte, esa accesibilidad que sólo quien conoce estos principios puede crear. Nos propone las diferentes nociones entre el arte oriental y el occidental y su acepción de la belleza del azar es desde luego bella, valga la redundancia. De hecho, el apartado del principio de creación libre es un canto a la historia del arte y todo lo que ella conlleva. Esta es la esencia misma de la creación. No podemos crear si no nos sentimos liberados en cierta forma, quizá más que el hecho de sentirse liberado al crear. Para liberarse de la vida es necesario liberarse de todo antes, pues por muy paradójico que suene es lo que hace que el artista y el arte sean como el huevo y la gallina, no se sabe qué fue lo primero. Si el impulso liberador del arte o la plena liberación antes de crear.

Así, estamos ante un libro esencial para comprender lo que vendrían a ser, groso modo, las vanguardias artísticas. Y no sólo las rusas, sino todas las demás, como también lo serían el dadaísmo o el surrealismo. Leyendo a Markov sentimos que el arte está ahí por algo. Algo necesario e inherente que el ser humano ha de establecer como un principio hacia la plenitud de su ser. De este modo, leamos Factura. Comprendamos y conozcamos los materiales. Seamos uno con ellos. Sólo así concederemos la liberación estética a su verdadero lugar.

[…]

Si no quieres perderte nada, puedes suscribirte a nuestra lista de correo. Es semanal y en ella recordaremos todo lo publicado durante los últimos días.

image_pdfimage_print

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *