Margaret Drabble. Un soplo de vida, por Francisca Pageo

Un día en la vida de una mujer sonriente, de Margaret Drabble (Impedimenta) | por Francisca Pageo

Margaret Drabble | Un día en la vida de una mujer sonriente

Margaret Drabble nació en el seno de una familia cuyo gen principal sería el de la escritura. Tanto su padre, el novelista John F. Dabble, como su hermana, la afamada escritora A. S. Byatt, acogieron la palabra como el principal protagonista de sus vidas. Por primera vez, en esta edición de Impedimenta, se recogen todos los relatos, 13 exactamente, que Margaret Drabble ha escrito durante todos estos años. Son relatos, ordenados por orden de publicación –desde el año 1964 al 2000–, que nos hablan de la mujer en todas sus facetas. Se podría decir que cada relato es un día en la vida de todas las mujeres que se hallan en este libro. Vidas ordinarias que nos parecen extraordinarias, que buscan los detalles de aquello que hace que la vida valga la pena, aun incluyendo los defectos que podemos encontrar en ella.

Lo cotidiano y lo mundano, en estos relatos, cobran su máximo esplendor, haciendo de este libro algo que nos acompaña en el día a día y algo en lo que entretenernos cuando estos días se tornan sosegados y tranquilos, o no, pues nos anima a pensar sobre la vida y sobre la mujer y todas las facetas que esta nos puede ofrecer. Se puede ver (y declarar) que Margaret Drabble es feminista, y es así como la vemos en este libro. Las historias de cada una de las mujeres que conforman cada relato son sobre ellas y para ellas; y para nosotras y para ellos también, si quieren. Son historias para todos, pero que nos hablan desde un punto de vista ya experimentado que la autora nos ofrece, aun siendo este ficción. Tenemos a una periodista, a una actriz, a una profesora, entre otras maneras de hacer y ver la vida. Mujeres que abogan por y defienden el conocimiento, así como también defienden lo que aman y a lo que se dedican e incluso asumen sus miedos y defectos, aunque estos sean proclives al dramatismo y a la mentira, a la persuasión y la disuasión. Son mujeres con caracteres fuertes y personalidades particulares que, sin embargo, podemos encontrar en la vida real. ¿Acaso las historias, siendo ficción, no pueden tornarse incluso más reales que la propia realidad? Pareciera que Drabble desentraña la vida desde que la escritura tomase parte en su quehacer, desde que la escritura la hiciera, incluso, más humana de lo que ya es.

Resulta difícil no acordarse de Clarice Lispector, si es que alguna vez la hemos leído, en estas historias. Porque el universo de Lispector y Drabble tienen un hilo conductor paralelo, ubicado casi en el mismo universo, aunque el de la primera se torne más oscuro y críptico, y el de la segunda sea más suave y ameno. No hay duda de que si nos ha gustado Lispector, nos gustará Drabble, porque ambas abogan por la voz de la mujer, por la voz de ese género lleno de efectos adversos que la sociedad ha dado y da de sí.

Un día en la vida de una mujer sonriente, el cual también es un relato que se recoge en el interior de esta bella edición de Impedimenta, es un alegato a favor de la mujer, un discurso que contiene subdiscursos que nos narran de primera mano toda la psicología -mayoritaria en este caso- que podemos encontrar dentro del mundo femenino; aunque la psicología muchas veces no distinga entre sexos. De este modo, estamos ante un libro ameno y perspicaz, que nos llevará de la mano hacia el destino singular de cada protagonista en estos relatos, sin dejar paso al aburrimiento. Estamos, sin duda, ante un libro inspirador y nada presuntuoso que nos invitará a usar el intelecto.

[…]

Si no quieres perderte nada, puedes suscribirte a nuestra lista de correo. Es semanal y en ella recordaremos todo lo publicado durante los últimos días.

image_pdfimage_print
Détour

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *