Bienvenida, Frau Merkel, de Luis García Jambrina (Salto de página) | por Juan Francisco Gordo López

Luis García Jambrina | Bienvenida, Frau Merkel

Luis nos tiene acostumbrados a novelas históricas llenas de misterio, acción y un trasfondo de relato negro que suele terminar con un final rápido y con algún que otro fiambre. A pesar del título de Bienvenida, Frau Merkel, y aunque más de uno desease que el autor siguiera la estela de sus obras anteriores, la muerte no proyecta su alargada sombra en esta hilarante historia.

Sí, amigos, se trata de una sátira contemporánea y actualísima en la que todo es susceptible de la chanza popular, tanto la tradicional española como la imaginada germana, ese carácter de orden, pulcritud y amor por el trabajo y las cosas bien hechas de nuestros vecinos europeos. Pero claro, no sólo de risas vive el hombre, la mujer, el homínido o el ente, que hay que mantener el tacto con cada grupo de creencias actuales so pena de quedar fuera de la onda cultural, artística y afectiva de todo occidente. Vaya, que sí, que al fin y al cabo de lo que se trata es de estar al día y eso es lo que Jambrina nos ofrece en este espejo de la siempre poco estimada salud cultural española.

Y es que hay que tener una amplitud de miras respecto a las importaciones, claro que sí, pero para salir de una crisis que a nivel global afecta en todos los campos y no sólo -aunque sí tal vez el que más- en el económico, uno debe saber adaptar su propia cultura al canon de la comunidad en la que se inserta como un Bloom analista de una sociedad occidental cualquiera.

Bajo la risa fácil y, no lo vamos a negar, indicada a un público no especialmente disertador, la crítica subyacente a la novela es reconocible por todos los públicos y especialmente gozosa para aquellos que, aun a sabiendas del bagaje intelectual de finales de los ochenta y las referencias cinematográficas adaptadas a nuestros días que copan las páginas de esta Bienvenida, Frau Merkel, sabrán hacer epojé de la situación traumática que se les muestra y rendirse con sencillez y espíritu cartesiano al universal lenguaje de la broma.

Dejémonos de explicaciones ni gaitas, y a leer, que son dos días.

[…]

Si no quieres perderte ninguna reseña de las que publicamos, puedes suscribirte a nuestra lista de correo. Es semanal y en ella recordaremos todo lo publicado durante los últimos días.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.