El arte de llevar una vida creativa, de Frank Berzbach (Editorial Gustavo Gili) Traducción de Susana Andrés Font | por Francisca Pageo

Frank Berzbach | El arte de llevar una vida creativa

El anterior libro de Frank Berzbach, Psicología para creativos, fue un enorme éxito y consagró a este profesor como todo un referente en su campo. Con esta nueva obra, Berzbach va más allá y ahonda en una pregunta que todo creativo o toda persona interesada en la creatividad se hace: ¿en qué consiste una vida creativa?

Una vida creativa no tiene nada que ver con los honorarios, ni siquiera con vivir un trabajo que podemos considerar creativo. Una vida creativa tiene que ver con experimentar y vivir nuestra propia manera de sentir el mundo, de hacerlo nuestro, moldearlo con nuestras manos. El amor al arte y a la vida es la primera causa para que podamos llevar a cabo un acto creativo, y sólo será creativa aquella persona que no se conforme con cómo el mundo se nos ofrece, sino la que quiere ir más allá, la que ahonda en los temas que la inquietan, la que se ofrece a embellecer el mundo.

La multitud de referencias presentes en este libro, de artistas, filósofos y psicólogos, son cuanto menos acertadas y dignas de llevarlas con nosotros allá donde vayamos. Una cita que resume muy bien una vida creativa sería la de Alois Schöpf: no se camina para llegar a una meta concreta, sólo para transformarse. Esta cita, aunque pueda parecer puramente espiritual, es cuanto menos digna de llevarla como lema en la vida de toda persona que opte por llevar un camino lleno de improvisación, de sentires únicos y de hechos que modifican el mundo de manera artística e intelectual. La espiritualidad está íntimamente ligada a la creatividad, debido a las conexiones y relaciones que tienen la una con la otra, transformando así al individuo en un ser más consciente y pleno.

Debemos mantenernos alerta y tomar distancia de las cosas que hacemos para no obcecarnos, aunque sigamos una vocación. Hay que aprender a separar el trabajo y la vida, aunque vinculemos lo uno con lo otro. Es importante que nos relacionemos con cosas que enriquezcan no sólo nuestro trabajo, sino también nuestra mente y nuestra vida, como la lectura o el conocimiento de los materiales o temas con los que tratamos. Esto nos ayuda a conseguir una vida más llena y satisfactoria.

El libro también aborda temas que componen nuestras vidas, como la soledad, los diferentes tipos de pensamiento, los miedos, la importancia del silencio, la intuición, los sentimientos… Estos son tratados de manera lúcida para hacernos ver que todo lo que nos ofrece “la realidad” son herramientas que podemos usar para así hacer de la vida algo mejor. A fin de cuentas, la creatividad es construcción. Es importante aprender a atender y a concentrarse, ya que si no lo hacemos pocos actos creativos podremos llevar a cabo.

Estamos sin duda ante un libro a quien todo interesado en la creatividad gustará y le aportará ideas y visiones que quizás había dejado de lado, que quizás no había pensado, pero que también encontrará relaciones con su propia vida si el que lo lee es una persona que se considera creativa. No estamos ante una guía, pero sí ante un ensayo que profundiza en la creatividad de manera que podamos abordarla y tenerla en nuestras vidas. Sólo siendo más conscientes y focalizando nuestra atención en aquellas cosas que sentimos deben ser reparadas, podremos llevar una vida creativa.

[…]

Si no quieres perderte nada, puedes suscribirte a nuestra lista de correo. Es semanal y en ella recordaremos todo lo publicado durante los últimos días.