El nenúfar y la araña, de Claire Legendre (Tránsito Editorial) Traducción de Laura Salas | por Francisca Pageo

Claire Legendre | El nenúfar y la araña

La editorial Tránsito ha apostado por libros que, de algún modo, duelen. Basta mirar su catálogo para entender y comprender que hay todo un trasfondo psicológico en ellos (quizá por eso no me atreva con uno en particular), pero con El nenúfar y la araña, al leer su sinopsis me dije que sería un libro que sí, que tenía que llegar a mi mente y espíritu porque sentía cercana a su autora.

A caballo entre la autobiografía y el ensayo, Claire Legendre narra en El nenúfar y la araña un cúmulo de sentimientos, emociones y pensamientos con las que a una, parecida a ella, le es fácil identificarse. La hipocondría, aunque menor en mi persona, se acentúa cuando nuestra psique se identifica con aquello que creemos que nos pasa; por lo que no es fácil leer a Claire. No es fácil ver que hay personas muchísimo peor que tú. No es fácil sentir que el miedo se apodera de nosotros. Porque de eso trata este libro, del miedo; el más profundo y más latente, que nace en el ser humano por miedo, valga la redundancia, a no poder controlar lo que nos pasa y lo que nos rodea.

Claire Legendre se adentra en el miedo, surcándolo. Como si fuera un mar que nos va engullendo. Pero no, no es un mar, sino un océano. Un océano repleto de peligros, repleto de agua, de enfermedad. Esta última inunda la psiquis, el cuerpo, el alma. Pareciera que el agua que brota desde el más profundo ser de Legendre también la rodea. No hay límites. El agua lo bordea todo y no logramos ver una orilla, ver un resquicio. Pero no querer la muerte tampoco es querer la vida. Sin embargo, nos agarramos a ella, la vida, como a un tronco en el río. «Conciencia de nadar en uno mismo», dice Aurora Luque. Y eso es lo que le pasa a Legendre. Nada siendo muy consciente, demasiado consciente. Quizá en exceso y concienzudamente.

Hay una duda que sobrevuela durante todo el libro. La vida se envuelve en preguntas sin respuesta. ¿De dónde proviene ese más profundo miedo del que nos habla Claire? Miedo a las arañas, a la muerte, a la enfermedad. En verdad, todos compartimos ese miedo; sin embargo, lo identificamos demasiado tarde, cuando se apodera de nosotros. Dice Legendre: «La enfermedad es una creación de mi espíritu». Y quizá es a nuestro espíritu al que deberíamos preguntar para buscar el posible naufragio, para encontrar ese tronco al que agarrarnos, para encontrar ese oasis, esa orilla en el océano. Pero como apunta IBN Arabi: «El ser es un océano sin orillas. Mirándolo no encuentra ni principio ni fin, ni en este mundo ni en el siguiente.» Por lo tanto, ¿dónde encontrar el naufragio? Me atrevería a decir que es en la propia vida donde habría que buscarlo, no en nosotros, no en los demás.

El nenúfar y la araña brota desde muy hondo para que ahondemos en lo que sentimos. De un modo u otro, las palabras de Claire Legendre nos ayudan a clarificar dónde ponemos nuestras emociones y sentimientos, aun sin quererlo, y eso es lo milagroso de su literatura.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.