Elisabeth Vogler, por Laia López Manrique

Libros

sostenida como un cuerpo en la revelación de su faro

dijo que el silencio es una casa llena de ratas

/revelación casa de ratas silencio/

dijo que había llegado la hora de quemar la máscara por su inverso

por el lado de yeso que acaricia el rostro

el interior del labio

el hueco ovalado que libera la vista

 

dijo que acallar el pequeño silabeo dorsal era el inicio

una forma de inacabar

/tengo hambre tengo sueño tengo frío

mi cuerpo es aposición y gruñe entre dos comas

estoy

presencia pura

no pertenezco al mundo/

que acallar a la mujer a la niña al hijo y subir a la tierra de nuevo desnuda

ser una corteza

hacerse piel neutra o escucha

arañar a la madre

image_pdfimage_print
Détour

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *