Gustavo MinasGustavo MinasGustavo MinasGustavo MinasGustavo MinasGustavo Minas

Gustavo Minas

[…]

Si no quieres perderte nada, puedes suscribirte a nuestra lista de correo. Es semanal y en ella recordaremos todo lo publicado durante los últimos días.




Natasha BuzinaNatasha BuzinaNatasha BuzinaNatasha BuzinaNatasha BuzinaNatasha Buzina

Natasha Buzina

[…]

Si no quieres perderte nada, puedes suscribirte a nuestra lista de correo. Es semanal y en ella recordaremos todo lo publicado durante los últimos días.




Su XinyuSu XinyuSu XinyuSu XinyuSu XinyuSu Xinyu

Su Xinyu

[…]

Si no quieres perderte nada, puedes suscribirte a nuestra lista de correo. Es semanal y en ella recordaremos todo lo publicado durante los últimos días.




SnyxSnyxSnyxSnyxSnyx

Snyx

[…]

Si no quieres perderte nada, puedes suscribirte a nuestra lista de correo. Es semanal y en ella recordaremos todo lo publicado durante los últimos días.




El fotógrafo Juan Rulfo, de Juan Rulfo (RM) | por Francisca Pageo

Juan Rulfo | El fotógrafo Juan Rulfo

Con motivo del 50 aniversario de Juan Rulfo, se publica bajo el sello RM toda una extensa edición de su trabajo, y así mismo se nos presenta en este libro una espléndida colección de fotografías del autor, así como investigaciones y reflexiones analíticas del hacer fotográfico del escritor.

Acompañado de tres ensayos, escritos por Jorge Zepeda (investigador de la literatura de Juan Rulfo), Andrew Dempsey (autor de diversos fotolibros del autor) y Víctor Jiménez (investigador), se analizan sus fotografías e imágenes de manera exhaustiva y bastante completa; y nos acercan la figura del autor a un modo de ver que no conocíamos, ya que no es por su fotografía por lo que Rulfo alcanzaría el éxito. El libro, además, hace también de catálogo de la exposición de dicho nombre en el Museo Amparo de la ciudad de Puebla (México), en el cuál se exponen todas las fotografías que aquí podemos ver.

En El fótografo Juan Rulfo vemos cómo la afición de Juan Rulfo por la fotografía nacería de sus recorridos por el interior de México. Empezaría a fotografiar en torno a los 20 años y desde ese momento no alejaría la cámara de su lado. De hecho, Rulfo sería guionista y foto fija en el ámbito cinematográfico, por lo que no sólo estamos ante un escritor aficionado a la fotografía, sino ante uno de gran envergadura que acepta y hace fotografía de muchas maneras distintas.

Aunque se habla de su obra literaria, este libro trata de la imagen, de su causa y efecto, de su hecho y consecuencia en la vida de este autor; y es que, a pesar de que Rulfo no fuera periodista, sabía captar muy bien el aspecto social y antropológico de todo lo que vivió, y eso se ve plenamente en las imágenes de este excelso libro. Sus fotografías no sólo complementan su obra literaria, sino que ayudan a entenderla y transcenderla, retratando a un autor prolífico y completo en su expresión artística y humana.

Sus fotografías nos muestran un México colonial y rural. En su mayoría son paisajes, que nos transmiten el mismo sentimiento cuando vemos una película del oeste. Son imágenes, desde luego, llenas de vida y altamente expresivas. Rulfo no se detiene a la hora de apretar el botón de la cámara y capta de manera muy singular ese México cautivo e interesante, lleno de referencias sagradas y árboles y plantas típicas del desierto mexicano, así como también algunos retratos.

La relación que Dempsey traza entre él y John Constable es hermosa e inspiradora, y las dos maneras de hacer fotográfico se acercan constantemente. Además, el fotógrafo Paul Strand y él intercambiarían correspondencia y harían de la fotografía un aprendizaje continuo y de gran pasión de la fotografía y la reflexión de la imagen. Estamos, desde luego, ante un libro esencial sobre la obra de un gran fotógrafo y no sólo escritor. Un libro que nos llevará por ese México antiguo que sólo con la mirada plena de ansia y llena de búsqueda nos hará llegar a un lugar ajeno al nuestro, de gran simbolismo y, así mismo, de crudeza por la realidad.






[…]

Si no quieres perderte nada, puedes suscribirte a nuestra lista de correo. Es semanal y en ella recordaremos todo lo publicado durante los últimos días.




Rich LevineRich LevineRich LevineRich LevineRich LevineRich Levine

Rich Levine

[…]

Si no quieres perderte nada, puedes suscribirte a nuestra lista de correo. Es semanal y en ella recordaremos todo lo publicado durante los últimos días.




Ines RehbergerInes RehbergerInes RehbergerInes RehbergerInes RehbergerInes Rehberger

Ines Rehberger

[…]

Si no quieres perderte nada, puedes suscribirte a nuestra lista de correo. Es semanal y en ella recordaremos todo lo publicado durante los últimos días.




Karolina NoconKarolina NoconKarolina NoconKarolina NoconKarolina NoconKarolina Nocon

Karolina Nocon

[…]

Si no quieres perderte nada, puedes suscribirte a nuestra lista de correo. Es semanal y en ella recordaremos todo lo publicado durante los últimos días.




Stelle EnaStelle EnaStelle EnaStelle EnaStelle EnaStelle Ena

Stelle Ena

[…]

Si no quieres perderte nada, puedes suscribirte a nuestra lista de correo. Es semanal y en ella recordaremos todo lo publicado durante los últimos días.




Défense d’afficher, de Patricio Rodríguez (Ediciones Asimétricas) | por Francisca Pageo

Durante un tiempo, Patricio Rodríguez estuvo viviendo en París y fue en esa época en la que la fotografía empezó a ser una de sus grandes pasiones. En este libro, Défense d’afficher, se recogen los diarios, tanto escritos como visuales, desde 1995 hasta el año 2004, de su estancia en la ciudad del amor. El libro se divide en 4 capítulos que se correlacionan entre sí con los escritos y las fotografías: Liberté, egalité, fraternité, identité.

A Patricio le impresiona y emociona lo que ve y sucede en las calles; tanto es así que no puede sino retratar aquello que observa y le hace clic en el corazón. Para él, la fotografía se basa en una simple regla: atrapar los momentos de la vida que le conmueven, como el del hombre mendigando de rodillas y la familia burguesa que pasa a su lado indiferente. Su fotografía, de este modo, es una fotografía social y directa, aunque personal, sobre aquello que la vida nos ofrece en las calles y lo que sucede en ellas vista desde una mirada única y particular.

En sus diarios escritos nos muestra a un hombre que ama la cultura, que ama la vida y que la disfruta a cada paso que da, a pesar de todo lo que tenga que llevar tras de sí. Sus fotografías son momentos y sensaciones únicas, golpes de realidad que se funden con deseos y esperanzas sociales. Se puede vislumbrar como Patricio Rodríguez busca lo que late en el ser humano y en la vida. «Mis ojos son más rápidos que mis manos», dirá.

Rodríguez nos detalla su vida, esboza sus pensamientos, dialoga consigo mismo para dejar reflejado, ya sea por escrito o visualmente, lo que siente. «La fotografía es el medio que nos permite transmitir nuestras emociones de la realidad a la película que termina siento la memoria de nuestras sensaciones.» Sus palabras están llenas de sabiduría, de inteligencia sobre lo que la mirada particular de cada uno nos puede ofrecer y nos hablan de la imagen como algo primordial que nos enriquece como seres humanos. Sus fotografías son transparentes y muestran un París que vive y siente por sí mismo. Las fotografías no son más que un reflejo de esto mismo y la compenetración que tiene Patricio con la ciudad. Los latidos de París y los suyos se funden en uno. El autor vive manifestaciones, vive momentos plácidos y cotidianos, y también momentos duros. Sus fotos y palabras así lo muestran.

Hay reflexiones lúcidas y claras que nos muestran a un fotógrafo sabio, que sabe ver y observar tanto de cerca como de lejos, que reflexiona sobre lo que observa. Como él dice, «la experiencia de cada ser humano es una enseñanza para el resto» y, «deberíamos ser lo bastante libres para reflexionar críticamente sobre nuestros valores, preservar los que nos unen y romper con los que nos separan de los otros.»

Patricio Rodríguez hace acopio de una sociedad inmersa en sí misma, que se descubre a sí misma y que se consuela a sí misma. La fotografía como antídoto y como síntoma. La escritura como supervivencia. Lo que queda claro es que el autor no habría sido el mismo en París si no hubiera llevado la cámara consigo. Y le damos las gracias, por dejarnos descubrirla a través de sus ojos. Y sus palabras.

[…]

Si no quieres perderte nada, puedes suscribirte a nuestra lista de correo. Es semanal y en ella recordaremos todo lo publicado durante los últimos días.




Sotiris LamprouSotiris LamprouSotiris LamprouSotiris LamprouSotiris LamprouSotiris Lamprou

Sotiris Lamprou

[…]

Si no quieres perderte nada, puedes suscribirte a nuestra lista de correo. Es semanal y en ella recordaremos todo lo publicado durante los últimos días.




Darin Morsel