El pasado enero arrancamos Détour con, entre otros contenidos, un amplio pa(i)saje a propósito de la identidad y sus fantasmas. A través de Satoshi Kon, Joseph L. Mankiewicz o Philippe Garrel buscábamos emprender un camino, siempre abierto, a partir del cual articular todos esos temores y dudas razonables que pivotan alrededor de nuestra propia identidad. Y, precisamente, porque sólo podemos entender Détour como una permanente línea de fuga, en constante revisión, nuestro segundo número amplia el número de pa(i)sajes a cuatro, con la intención de abrir nuevas vías sobre las que podamos volver en adelante.

Si la identidad es uno de esos conceptos medulares que podemos rastrear en prácticamente cualquier obra, no lo es menos la forma. ¿Podemos creer en la utopía de filmar sin contar nada? Convertir el cine en algo absolutamente sensorial, emocional. ¿Y qué hay de aquellos cineastas que han hecho de la forma un contenedor de estilos, una auténtica panoplia de recursos narrativos? Estas son, a grandes rasgos, las dos cuestiones que gravitan sobre El sueño de una forma, un pa(i)saje sobre directores, movimientos, gestos o películas que logran que, aunque todo se desmorone a nuestro alrededor, accedamos a un cine en estado puro, destilado, esencial. No es que no cuenten nada, sino que confían ciegamente en que a través de esas sensaciones llegaremos a entender el verdadero sentido de las cosas.

En una reciente entrevista, James L. Brooks explicaba que el contenido emocional de sus obras hay que buscarlo en una relación íntima entre la película y el espectador: Hasta qué punto nos muestra la primera que no estamos solos, que se preocupa por las mismas cosas que nosotros. Y es que, a pesar de que hoy es el poshumor el que dirige con mano firme el timón de la comedia, en Détour queríamos echar un vistazo a Comedia de nuestro tiempo y, en especial, a su manera de imbricar las implicaciones sociales con sus diversas estrategias para provocar la risa. Volver a Totò, indagar en las formas de la comedia reaccionaria y antidemocrática o rastrear las imágenes que arrancan desde las silent movies, entre otras, es nuestra manera de reflejar una serie de valores, discursos y motivos que se repetirán, transformarán o perderán, pero que nos ayudarán a revelar el valor de la risa y su conjugación con la sociedad: su forma de expresar que no estamos solos y que, como señalaba Brooks, se preocupan por las mismas cosas que nosotros.

Blade Runner o Metrópolis han hecho de la ciudad, real o imaginada, un espacio clave para el cine. ¿Pueden nuestras ciudades servir como lugar para una película de ciencia-ficción? ¿Qué sucede cuando la ciudad se transforma en una abstracción que pierde todos sus signos de propiedad? En Las ciudades visibles proponemos un viaje alrededor de todas esas urbes que, históricas o no, visualmente reconocibles o no, han marcado desde nuestra educación sentimental hasta nuestra forma de expresar o entender lo que significa habitar una ciudad. Desde la Barcelona vista por su Escuela hasta el Madrid customizado por Almodóvar.

Nos gusta el cine de Jacques Audiard; la manera en que vibra entre sus imágenes esa sensibilidad propia de la serie negra, de esa literatura menor que nunca lo ha sido. Y en Negro sobre negro nos hemos marcado el reto de trazar el itinerario que conduce hasta Audiard. Un viaje a través de las fuentes visuales del polar, su canto del cisne melvilliano o ese agujero negro que construyeron rabiosamente autores como Jean Patrick-Manchette, Thierry Jonquet o, como figura fantasmal y, sin embargo, absolutamente coherente con esa iconosfera, Jim Thompson.

En definitiva, estos son los cuatro pa(i)sajes, las cuatro invitaciones que os proponemos descubrir en este nuevo número de Détour. Temas abiertos definidos para intercambiar ideas, reflexionar sobre situaciones, propias o ajenas, que no logramos abandonar y, en su lugar, queremos compartir con vosotros. Porque este, y no otro, es el motor que anima cada nuevo número de la revista.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.